El Entertainment Gaming Show hizo Respawn

Tras una pandemia que dejó a muchos eventos sin vidas extra, uno de los más populares en México volvió desde las cenizas. Se trata del Entertainment Gaming Show (EGS), que hizo un Respawn y reapareció del 4 al 6 de noviembre en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Su retorno fue realizado tras cinco años de ausencia y una última presentación descrita por muchos como desastrosa. Su propósito fue regresar con todo el ruido posible, además de festejar su aniversario número 20. Desde Indies mexicanos y latinoamericanos, hasta el alto calibre de los videojuegos, el metaverso y la tecnología hicieron acto de presencia.

Porque nada más entrar se pudo apreciar a gente riendo, personas disfrazadas (cosplayers), jugadores probando equipos de cómputo, máquinas de arcade y también pláticas con ponentes reconocidos. Aunque no perfecto, el entretenimiento llegó a la altura de las expectativas de un público que regresaba a buscar lo que más le apasiona.

De aquí a allá

Algo que hay que destacar sobre el EGS Respawn fue el lugar de todo en general. Se pudo encontrar marcas como HP o Intel, juegos como Multiversus o Forza Horizon 5, productos, competencias, influencers, realidad virtual (VR) e incluso había un apartado para los Non Fundable Tokens (NFTs). Parte de los primeros se enfocaron, más que nada, en publicitar sus productos. Las computadoras de última generación fueron exhibidas con encuentros de Fortnite o Marvel Vs Capcom. De igual manera, uno podía comprar equipos de este estilo por precios como 10 mil pesos aproximadamente.

La distribución, por otro lado, era apreciable, porque se les dio relevancia a los desarrolladores mexicanos. Al ingresar en la sala del recinto se les podía ver hablar con fanáticos, quienes les daban una oportunidad para conocerlos. Aunque a la industria en México aún le falta bastante, los avances son notables. Cada vez hay más emprendedores que buscan compartir sus historias, sentimientos y amor por crear mediante la programación.

 

Hay talento…

Uno de los más mencionados fue Koatl El Defensor, donde los jugadores tomaron el papel de Koatl, un guerrero que explora los túneles perdidos de San Luis Potosí. Su apartado gráfico era lo más llamativo, ya que se trataba de un superhéroe de estilo nahua. Fue desarrollado por Oribe Ware y Codex Studio.

También hubo bastante público con Dark Tales From Mexico, una colección de nueve títulos cortos de terror. Su trama basada en leyendas mexicanas posee espectros diseñados a base de plastilina epóxica, hechas y pintadas a mano. Creado por BitAll Force, recientemente ganaron el premio a Mejor Espanto Gamer en Espanto Film Fest.

Lucha Máster, igual presente, tomó la acción y aventura con un estilo pixel-art. Sus personajes eran una alusión a la lucha libre mexicana y algunas leyendas de la nación. Según quienes lo probaron, mezcla lo mejor de los juegos clásicos y antiguos.

Finalmente, aunque sin desestimar los otros títulos sin mencionar, se encuentra Beyond The Nightmares. Este dio paso al sigilo y el horror en primera persona. Según el creador, es para los amantes del suspenso y las conspiraciones. Su trama llevó a los jugadores a tomar el rol de un influencer que es perseguido por un culto en la Huasteca Potosina un 2 de noviembre, Día de los Muertos.

Metaverso y simulación

El metaverso, junto con el VR, tuvo una presencia significativa en el EGS Respawn. Se les asignó un lugar especial en la convención y muchas personas decidieron experimentar con los visores puestos y controles en mano. Largas filas se asomaban, por ejemplo, para probar Beat Saber, un juego de ritmo con sables de luz y ni hablar de los simuladores de boxeo entre dos personas, así como las batallas campales de disparos ficticios.

Sin embargo, los simuladores no se quedaron atrás y eran minutos de espera los que alguien tenía que poseer paciencia para poner sus manos en un volante. Forza Horizon 5 y los pedales que emulaban un automóvil eran muy cotizados y, por toda la atención, de los más llamativos. Asimismo, se pudo apreciar una réplica de una motocicleta de carreras, donde las personas se podían montar y emular los movimientos de un piloto en una pista profesional.

Como en los viejos tiempos

Tal como en las primeras EGS, Respawn contó con las que, en México, se les llamaban Maquinitas. Estos aparatos de antaño, algunos ya en desuso pero en exhibición como reliquias, fueron el disfrute para chicos y grandes.

Castlevania o Las Tortugas Ninja eran receptores de partidas donde, ahora, no se tenía que gastar el cambio de las tortillas. No obstante, hubo consolas modernas para quienes preferían lo contemporáneo. Aquí, juegos como Crash Bandicoot: I’ts About Time o duelos en The King Of Fighters se reproducían en las pantallas planas.

Llévele, llévele

De un momento a otro, una chica marinera ofrecía mochilas promocionando el videojuego gratuito World Of Warships y, con solo un descuido, ya también una persona podía tener una lata de Monster Energy en la mano.

Sí, los regalos tampoco se hicieron faltar, pero también las tiendas hicieron acto de presencia. Aparte de las ya mencionadas especializadas en tecnología, Kamite con sus mangas y cómics, así como Crunchyroll con sus suscripciones para ver anime se ofrecían ante un nuevo público. En el caso de la empresa especializada en animación japonesa, fue su primera vez como asistente en el EGS Respawn.

Invitados

Aunque no hubo tanta interacción con el público por parte de las compañías, sí ocurrió con ponentes expertos en la industria.

Uno de los más llamativos fue John Romero quien, aunque su charla se dio por videollamada, dedicó unos minutos a hablar sobre su trayectoria con Doom y como fundador de ID Software. También estuvo Tony Harman, quien fue el antiguo director de desarrollo en Nintendo of America; así como Ronald Menchiari, creador de Trek To Yomi o The Eternal Castle Remastered.

La gente salió poco a poco del recinto mientras los minutos finales del evento transcurrían. Tal vez no fue la mejor presentación, como a muchos veteranos les parecerá, pero fue el retorno que los amantes de los videojuegos pudieron merecer. Porque tal y como rezaba en su imagen de bienvenida.

 “No hay aventura que no requiera hacer Respawn. Salvar una princesa, ganar un torneo, rescatar un planeta… Los grandes retos conllevan múltiples intentos. Volver a levantarse, aprender, adaptarse y seguir. Queremos dedicar este evento a los que no se rinden, a los que en la vida y en los juegos no tienen miedo a levantarse. A los que después de un game over, vuelven a apretar Start”.

Después de cinco años, el Entertainment Gaming Show hizo Respawn.

EGS Respawn 2022 (2)

*Redacción: Víctor Andrés Ríos Jiménez y Gabriel Felipe Quiñones Calderon.

Arbus

Estudiante en la licenciatura de Ciencias de la comunicación y Periodismo. Me encanta escribir sobre lo que más adoro, los videojuegos, seguido de series películas, geek en toda regla.