[Arata Review] The Chant [PS5]

Las sectas no son el rollo de Arami, ni la ansiedad, pero seguro que las vas a conocer en la locura lovecraftiana que tiene The Chant.

El mes del horror se ha esfumado, pero no sus pesadillas que aún deambulan en algunas obras que nunca mueren. Tales terrores son la inspiración que nos coloca el día de hoy, en esta aventura de proporciones indescriptibles. Cuando piensas que ya todo está dicho, de repente sale algo que logra girar las tuercas un poco más. La ansiedad es un aspecto poco visto, algo que aquí se va a explotar de una forma bastante única. No abarca todo el espectro, pero sin duda logra plantear las bases para algo que puede ser memorable. ¿Te animas a conocer los oscuros rincones de la mente sectaria pandimensional?

HISTORIA DE THE CHANT

Prime Matter quiere que conozcas de primera mano los miedos y frustraciones de Jess, quien decide tomar un retiro espiritual. Su amiga Kim es quien le extiende una invitación para limpiar sus energías, en una isla paradisiaca lejos del bullicio. Nada puede salir mal cuando te unes a este grupo de personas que buscan la energía positiva en su vida. Pero la noche hace que un cántico cambie las cosas, de una forma que puede destruir la tranquilidad de cualquiera.

JUGABILIDAD

Tras una macabra introducción en los años 70, pasamos a la actualidad con una chica que vive atormentada. Jess tiene conflictos debido a la pérdida de su hermana, se siente responsable al grado de sufrir alucinaciones algo perturbadoras. Por lo cual decide tomar un retiro en la isla perdida de Glory, junto a su gran amiga Kim. Los primeros compases de la aventura sirven como un tutorial, en lo que va terminando la luz del día. Cuentas con 3 barras diferentes que representan la mente, cuerpo y alma para preservar nuestra sanidad. Debemos cuidar la mente y el cuerpo o terminaremos perdiendo la partida si no tenemos cuidado.

Podemos curar estos tres elementos si gestionamos el uso de las plantas o medicaciones adecuadas. La mente se drena en la oscuridad o ante seres indescriptibles, pero podemos sanarla restando algo de alma mediante meditación. También contaremos con la posibilidad de adquirir prismas para obtener habilidades especiales y un árbol de habilidades con muchas mejoras. Puedes reducir el daño, mejorar tus ataques, aumentar la efectividad de la meditación y otras cosas para sacarte del apuro. Podemos fabricar una serie de objetos, los cuales proceden de la naturaleza, bastante efectivos, pero son algo frágiles. Debemos racionar su uso, sino solo podremos esquivar a los enemigos hasta que puedas fabricar nuevamente tus defensas.

The ChantLos acertijos no son tan enrevesados, pero se apoyan mucho de los textos que puedes encontrar y también las películas. Hay muchos datos que encontrar, además de las entradas de bestiario para saber cómo afrontar a cada criatura. La combinación es algo simple, pero está bien ejecutada para que te pongas a explorar a pesar de los peligros. Administrar la salud entre tres elementos puede parecer mucho, pero es bastante sencillo y tiene su porque en la narrativa. También cabe destacar que en esta aventura logran meterte en el papel de una persona normal lidiando con seres anormales. No tienes poderes, pero si tú ingenio para sortear los peligros, pues solo eres una persona normal tratando de sobrevivir.

APARTADO GRÁFICO

En este apartado no me esperaba nada del otro mundo, sin embargo, me terminé llevando una buena sorpresa. Tiene unos gráficos que logran darle vida a los escenarios de la aventura, además de la cámara en la historia. Los efectos empleados para representar la ansiedad, algunos seres abominables e incluso la animación tienen muy bien nivel de detalle. Las expresiones faciales no tienen el mismo trabajo, pero cumplen para sumergirte en las emociones de la protagonista.

The ChantMÚSICA Y SONIDO

Los tres frentes del juego destacan sin duda alguna: efectos de sonido, música y actuación de voz. Tanto si quieres jugar con las voces originales, como con el doblaje, ninguna de las dos te va a decepcionar. La banda sonora de Paul Ruskay denota la experiencia para crear tensión, rayar tu mente mientras recorres la isla. Los efectos de sonido están muy bien logrados cuando empiezan los problemas, se notan mucho más cuando usas audífonos. Vas a estar escuchando cosas que te harán dudar si vienen del juego o de la habitación en donde estás.

CONCLUSIÓN

The Chant no inventa la rueda, pero logra plantear una buena jugabilidad enfocada en la salud mental. La administración de los recursos ofrece un buen sistema de supervivencia, aunado a las habilidades tan humanas de la protagonista. Esto se nota aún más cuando debes enfrentar a las criaturas sobrenaturales, las cuales se inspiran en la oscuridad lovecraftiana. A esto le añadimos que su historia comprende las sectas, algo poco explorado, lo convierte en una experiencia muy fresca. Te vas a sentir indefenso, pero te va a gustar porque eso es algo que pocos pueden lograr.

lunafreya

Gamer desde la tierna infancia, con afición gótica por los videojuegos de todo tipo. Me gusta compartir historias que considero de gran interés, la genialidad de algunos clásicos y también amante de algunos títulos de peleas. Mi segunda pasión es la escritura, la poesía épica y romántica.