En un mundo donde no somos más que oxidados y aburridos engranes en una máquina social monótona, terminaremos por encontrarnos de una forma muy peculiar.

Prepárense para vivir a escala de grises una aventura que seguramente hará que más de uno se identifique a un ritmo propio. La obra maestra de Raw Fury te va a pegar tan asertivamente, que esperamos hayas traído pañuelos y, godinez, están advertidos.

Historia

El juego comienza particularmente igual cada mañana. Te levantas de tu cama y te acicalas un poco para entonces irte a trabajar ¿Te parece conocida la rutina? Este misterioso personaje principal al que controlamos vive su día a día con las mañanas más grises que un invierno ruso haciéndose paso por la realidad que vive con un poco de esfuerzo y, por supuesto, sobrellevando todos aquellos aspectos negativos que inundan tu pensar cada mañana.

«No lo sé pequeño pez imaginario. A decir verdad, ya no lo sé.»

Básicamente, la historia en Mosaic es cada despertar de nuestro personaje y su proceso conductual de llevarlo al trabajo; Sin embargo, los días y los sucesos pueden variar uno con otro dependiendo cómo interactúes con el juego ¿Serán todas mañanas grises? ¿Conocerás otros caracteres? ¿Que pasará al día siguiente? ¿Cómo seguirá avanzando la historia dentro de esta distopia?

Sólo tienes una manera de descubrirlo.

Música

En Mosaic la música juega un papel importantísimo. Los temas sonoros generan un estímulo que podríamos comparar de manera equivalente al ambientalizar, digamos, una película de terror.

Y la palabra clave es esa, «ambientar». El juego cuenta con una mínima variación de ritmos pero vaya que expresa lo que quiere cuando debe y de la manera en que debe hacerlo y, para entenderlo mejor, hay que hundirnos en el juego.

«¡Ya inscríbeme en el maldito multi-nivel!»

Si bien entendemos que Mosaic es un juego «gris», la música por ende tiene que serlo. Las escenas en las que el juego te presenta más color el aspecto musical te deja claro la humanidad que te puede transmitir ese sentimiento en una vida que parece andar «sin chiste».

Si bien no son temas icónicos, o que cargarías contigo como una playlist entera, la tarea está hecha, está bien hecha y logra hacer que lo que tengas que sentir te entre hasta por los poros.

Gameplay

Okay, aquí si vamos por partes.

Mosaic es una aventura/narrativa gráfica que deberás controlar como le encuentres la manera. Si bien las versiones de PC ayudan mucho con el uso del mouse, podría resultar un poco complicado con la versión del juego de Xbox, por aquello de los mandos (Les puede pasar en más de una ocasión que interactúen con algo que no querían sin querer). Ahora, la versión de Nintendo Switch es una buena mezcla de controles.

Ver el amanecer por la ventana y querer huir a un lugar más… Colorido.

La híbrida de Nintendo te permite usar tanto la pantalla táctil como los botones de los JoyCons por lo que podrás utilizar la manera que más te guste y, dicho eso, podría ser factor para encontrar tu versión favorita.

En el paréntesis de las mecánicas de juego, Mosaic podría encajar muy bien en el género de los Point-And-Clic, ya que las acciones que realizas son, al menos en gran mayoría, avanzar en una dirección e interactuar con el presionar de un botón (O de la pantalla, según sea el caso). También, claro, hay que mencionar que hay un par de mini-juegos aquí y allá que servirán tanto para recrearte la experiencia como para avanzar en la historia.

Conforme avances durante la experiencia irás notando que habrá partes donde el juego recompensará tu curiosidad, por lo que te exhorto a que no solo camines en rutas habituales ¿Sabes? No le tengas miedo a la oscuridad, o ve «en contra de la corriente» ¿Me entiendes? Claro que sí; Son esas cosas que nos da por curiosear como los buenos gamers que somos.

Olvida por completo la reseña. Todo juego que te permita rescatar y acariciar un gatito mientras ronronea debe estar en tu repertorio. No se diga más.

Gráficos

El juego, como decíamos anteriormente, es bastante gris -O al menos la mayoría del tiempo. Las texturas son blandas y quizá no falte aquél que diga que un juego de Nintendo 64 se vea mejor trabajado que éste, sin embargo Mosaic tiene un por qué.

La simplicidad del juego es uno de los factores que le da el sentimiento que ofrece. Parte de que los gráficos, texturas y modelos no sean exactamente como sacados de un Unreal Engine se debe a que el juego está hecho y dirigido a éste tipo de (Otra vez) ambientación visual.

¿Esto que significa? Que es probable que la experiencia no hubiera tenido el mismo efecto de haber elegido un aspecto gráfico diferente, o al menos así se sintió.

A veces la rutina es tal, que realmente creemos que estamos en la Matrix.

¿Qué quiero decir con esto? Que Mosaic no necesita un estilo artístico distinto a lo que ya es. Si bien siempre habrá alternativas, creo que el trabajo gráfico está en su punto. Tanto por el género, como por lo que el juego busca transmitir. No le falta ni queda a deber, simplemente está en el lugar correcto.

Comentarios Finales

Mosaic es un gran juego. Es un juego sublime en lo que busca transmitir y la manera que encuentra para hacerlo sin embargo está lejos de ser perfecto.

Si bien ya hablamos de lo que hace bien el juego y lo magistral que le queda, hay ciertas cosas que ponen en duda la integridad de su calidad y, corríjanme si es un tema de versión o por ser un port.

No permitas que un anuncio de «Prohibido Entrar» te limite. Explora todo en el juego.

El juego presentó una serie de variaciones gráficas, o bien, glitches. Es difícil de decir si es por el mini-juego de los blips (Mi récord es nivel 31) que corre de manera pasivamente una vez que compras dicha mejora o no. El juego se «laggea» o congela por instantes. También sucede que los efectos de audio (Particularmente cuando estás jugando los blips) se silencían por que no parece que se puedan sobreponer.

Más allá de que logré ver que aparecía un clon del personaje por un nano segundo, no se podría decir con certeza si realmente son fallos de la versión o el juego en general, por el motivo que fuere. Quiero pensar que no es parte del juego en sí y que pareciera que sí son errores de emulación, ya que me ocurrió hasta en los menús (Traté de ver los créditos pero éstos se tomaron su dulce tiempo en aparecer).

Perturbador.

Creo que lo que sucedió que afectó mi progresión fue que una mañana, al despertar, lo primero que elegí hacer antes de las demás opciones que aparecen cuando vas al baño fue acomodarme la corbata (Seguimos hablando del juego, eh) y a la partida le dio por no avanzar más, por lo que tuve que reiniciar el último punto de guardado y me tuve que chutar de nuevo todo el capítulo de los suburbios (¿La parte buena? Volví a disfrutar de buen jazz, ya lo verán).

El juego, como decíamos más atrás, es una experiencia aterrizada magistralmente que, si dejan de lado los minúsculos errores, sentirán que todo es parte de -Inclusive los mismos.

Mosaic tiene una historia narrada en imágenes, gameplay y música que realmente te hace sentir vivo con los gestos que el juego te presenta cada que aparecen los colores. Pues, es una experiencia que esperas disfrutar por un muy buen rato… Hasta que te das cuenta que tiene una duración aproximada de 2 a 3 horas. Nada más.

El tráfico por la mañana para ir al trabajo ¿Te parece familiar?

¿Quieren jugar por ustedes mismos? El juego actualmente está disponible en Nintendo Switch, Xbox One, Apple Arcade, Steam y GOG. Aún no aparece en PlayStation 4 pero el equipo de The Mosaic Group te asegura que llevará las vacantes a la consola de Sony próximamente por lo que no tienen pretexto. Elijan su plataforma favorita y disfruten de la experiencia por sí mismos, que ninguna reseña le va a hacer justicia a algo así.