[Arata Review] Star Ocean: The Divine Force [PC]

Star Ocean: The Divine Force llega 6 años después del último lanzamiento de la saga y lo hace con un entretenido juego aunque con detalles.

Un océano de estrellas.

Star Ocean es una franquicia ha sido un tanto irregular en cuanto a calidad a lo largo de los años, especialmente en los últimos títulos de la saga. Esta vez no es la excepción pero se nota que tri-Ace quiere brindar a los fans un juego que puedan disfrutar. Aunque este título cuenta con varios detalles eso no evita que estemos ante un RPG disfrutable y que vale la pena darle una oportunidad.

Nada más empezar una nueva partida nos darán a elegir entre dos protagonistas, Laeticia y Raymond. Aunque la historia es la misma para ambos en general, habrá momentos en que tendrán que tomar caminos distintos para lograr objetivos propios. Este es un buen detalle ya que incentiva la re-jugabilidad para conocer algo más sobre cada uno y ver la historia desde distintas perspectivas.

Ambos tienen una personalidad bien definida y muestran sus costumbres y formas de pensar de manera natural y creíble. Verlos desenvolverse en una historia que escala de a poco ayuda a su progresión como personajes; aunque al principio la historia tarda en arrancar nos encontraremos con una trama interesante que mantendrá nuestra atención.

En términos jugables, Star Ocean: The Divine Force estamos ante un RPG de acción en tiempo real. Podemos movernos en escenarios abiertos que están separados por pantallas de carga entre cada sección; estas no son muy largas por lo que no suponen mayor problema. En estos escenarios encontraremos a los enemigos y objetos que podremos encontrar y nos servirán como provisiones o puntos de mejoras para habilidades.

El primer problema lo encontramos aquí, los escenarios están algo vacíos y cosas como cofres con objetos están en lugares separados. Esto provoca que no tengamos mayor interés por explorar y optemos por dirigirnos a nuestro siguiente objetivo, el cual también se muestra en pantalla. Lo mismo pasa con los enemigos, los cuales no son muy numerosos y no ayudan mucho a que el escenario se vea más vivo.

Eso si, los escenarios tienen diseños de tipos distintos y tienen una disposición interesante que se podrá aprovechar con una característica de la cual hablaremos un poco más adelante.

Primero hablemos un poco del combate, al acercarnos a un enemigo pelearemos en tiempo real, contando con acciones como esquivar y utilizar habilidades; para ello contaremos con una barra de “AP” que se consume con cada golpe y habilidad que usamos, esta se recupera automáticamente cuando dejamos de lanzar ataques. La peleas son divertidas en la ejecución y muy veloces, el detalle está en que suelen ser varios enemigos los que solemos enfrentar y todo puede volverse muy caótico.

Además de nosotros y los enemigos estarán presentes nuestros compañeros de equipo, estos serán controlados por la inteligencia artificial del juego y por lo general se comportarán de buena manera; eso al menos con enemigos normales ya que contra jefes será relativamente fácil que caigan en combate. Esto provoca que estemos muy al pendiente de nuestro al rededor en todo momento para no quedar en mayor desventaja.

Algunos jefes serán de grandes proporciones por lo que atacar sus distintas partes del cuerpo nos permitirá hacer un mayor daño en su punto débil. Para nuestra fortuna contamos con un indicador de objetivos que podemos manipular y enfocarnos en la parte que nos de la ventaja en la pelea. Si bien esto cubre gran parte del juego aún debemos hablar de lo mejor en este título.

El divertido sistema D.U.M.A. y mejora de habilidades.

Prácticamente desde el inicio del juego contaremos con D.U.M.A. un pequeño robot flotante que nos dará distintas posibilidades ya sea a la hora de explorar o pelear. En los escenarios nos servirá básicamente como un jetpack, nos permitirá impulsarnos ya sea para cubrir una mayor distancia rápidamente o alcanzar lugares altos. Esto permite que la exploración y llegar a los objetivos sea más rápido y nos de una buena sensación de movimiento.

Por otra parte, nos permitirá tomar desprevenido a algún enemigos e iniciar las peleas con ventaja para infligir una cantidad de daño mayor. También contaremos con un movimiento que nos permitirá re-posicionarnos y golpear a los enemigos en puntos ciegos, esto nos permitirá hacer más daño y acabar rápido con ellos. Esta movilidad permite que los combates sean más rápidos y divertidos de lo que ya lo eran. Para realizar estas acciones contamos con una barra de “VA” que se recarga automáticamente o se puede recargar más rápido mejorando habilidades.

Hablando de la mejora de habilidades, cada personaje cuenta con un árbol de progresión que nos permite aumentar ciertas estadísticas como ataque, defensa, vida entre otros. Así como estas también podemos usar puntos de habilidad para mejorar las posibilidades de D.U.M.A. y hacer que la barra de VA se recupere más rápido, tengamos más rango de acción con movimientos especiales, desbloquear habilidades pasivas, entre otras.

Tanto el D.U.M.A. como la personalización de nuestras habilidades nos permite adaptar a los personajes a nuestro estilo de pelea. Gracias a que podemos cambiar de personaje en el momento que queramos durante las batallas nos permite tener peleas muy emocionantes y un gran rango en cuanto a estilos de juego.

Un océano de estrellas no tan impresionante.

En cuanto al apartado gráfico decir que deja algo que desear. Aunque los modelos de los personajes llevan usando el mismo estilo desde las entregas en 3D la verdad es que se ven algo arcaicas. El estilo anime 3D no sienta del todo bien y los personajes son prácticamente inexpresivos en sus gestos faciales. Por otros lado aunque la carga de texturas es algo lenta para los escenarios estos suelen verse bien en general y algunos paisajes se nota el gran trabajo que el estudio trató de imprimir para este título. Esta inconsistencia la traduciría en falta de recursos ya que se nota el trabajo detrás de los desarrolladores pero da la impresión de que hicieron lo que pudieron con lo que tenían.

Otro detalle visual es que los subtítulos y letras son demasiado pequeños que cuesta bastante leerlo (en inglés por cierto); a esto le sumamos unos unos diseños de menús que poco ayudan con este tema y será complicado a la hora de identificar algunas cosas, además de seguir los diálogos en conversaciones o cinemáticas.

Para la música encontramos piezas musicales de gran calidad y que acompañan bien a lo visto en pantalla; desde las batallas, momentos de tensión, conversaciones tranquilas, siempre hay un tema para cada momento y estos no desentonan. Los efectos de sonido no se quedan atrás, explosiones, golpes de las armas, etc, todo suena bastante claro y contundente. Por otra parte, el trabajo de voces es regular al menos en el doblaje en inglés en donde algunas se escuchan muy animosas y otras un tanto robóticas. Si escuchamos las voces originales en japonés si se nota la diferencia de trabajo con voces más acordes, eso si, aún así el doblaje en inglés es disfrutable por lo que no habrá mayor problema con uno u otro.

Conclusión.

Star Ocean: The Divine Force se queda un tanto corto en algo que los fans (me incluyo ya que soy fan de esta saga) esperaríamos después de 6 años de espera. Eso si, las cosas hechas aquí son mejores respecto al título anterior por lo que podemos ver de manera positiva hacia el futuro. Eso si, no me malentiendan, The Divine Force es un título muy disfrutable con una historia interesante y un sistema de combate muy divertido. Si eres fan de los RPG de acción este juego es muy recomendable y merece que le des una oportunidad.

Star Ocean: The Divine Force, desarrollado por tri-Ace y publicado por Square Enix está disponible en Xbox Series X | S, Xbox One, PlayStation 5, PlayStation 4 y PC a través de Steam (copia de este review).

Zero

Amante de los Esports. Fanático de los videojuegos desde la cuna, me gusta disfrutar de cualquier medio en donde se pueda jugar, consolas, PC, celular, si te divierten, para qué discutir al respecto? Mi amor por los RPG quema con la intensidad de mil soles. Mega Man franquicia de videojuegos favorita sin ningún tipo de dudas.