Vampyr es una atrevida y atractiva propuesta que enriquece el lore de los vampiros, con un básico sistema de mejoras que te incita a consumir a los personajes con los que te relacionarás durante el trayecto del juego, con el fin de mejorar tus habilidades y otorgarte un dilema moral, llevándonos al fin, lejos de aquellos que brillan con la luz del sol.

Vampyr se distingue es en su excelente recreación de Londres durante la primera guerra mundial y te lleva en medio de una letal pandemia. Una ciudad sombría y fúnebre, explorable a través de serpenteantes callejuelas, patios empedrados, oscuros parques y cementerios, así como lúgubres alcantarillas y tenebrosos edificios que junto con la impresionante banda sonora de cuerdas crean una atmósfera densa y triste de una ciudad en el límite, digna de una entrega cinematográfica. El bello trabajo de doblaje te transporta a un elegante Londres de 1900s, donde podremos observar la etiqueta y refinamiento de la aristocracia inglesa yuxtapuesta con la parte más fea y sórdida de la ciudad, incluso nuestro protagonista, el buen médico y el recién convertido ekon, el propio Dr. Jonathan Reid demuestra el conflicto por el que vive un hombre moderno de la ciencia que choca con el misticismo de su recién descubierto mundo sobrenatural, una fórmula que encuentro por demás refrescante.

Sin duda alguna todo eso se ve reforzado espléndidamente por la enorme cantidad de personajes carismáticos y llenos de vida que se encuentran dispersos por los distintos distritos de esta fúnebre versión londinense, cada uno con mucho de que decir y del cual debemos de investigar para resolver sus problemas y desentramar esa amplios arboles de conversaciones con horas de intrigantes conversaciones. Y si las intrigas, la ciencia y el misticismo vampírico es algo de lo que disfrutan, se sentirán satisfechos con la trama y el trabajo realizado en los diálogos los cuales se hallan bien escritos y particularmente bien actuados, a pesar de verse ocasionalmente contrarrestados por pobre trabajo de animación, lo cual se llega a ver obvio en las calidades de animación entre los personajes principales y los menores, con una mala sincronización del movimiento de la boca y movimientos gestuales como signos más obvios.

La historia de Vampyr es atractiva gracias a su excelente trabajo argumental, preparando el escenario con apuestas modestas y comprensibles antes de salir de la parte más profunda, es sin duda un juego que atrapa conforme avanzas, ya que va de menor a mayor, vemos la evolución del Dr. Reid, quien lidia con su nueva condición vampírica, quien para el comienza como una burla andante de sus propias creencias, y gradualmente comienza a aceptar la gravedad de su situación. Gran parte del juego inicial refleja ese viaje, con misiones basadas en el uso de los sentidos vampíricos para localizar personajes y resolver problemas que parecen inverosímiles como infidelidades, una herencia perdida o una guerra de pandillas, el cual va evolucionando a la par del Dr. Reid entrando con el racismo feo, el sexismo, el clasismo y la xenofobia del período de tiempo. No hay duda alguna que el apartado más fuerte de parte de Vampyr es su historia, el conocer y empaparte de estas historias individuales que nutren a la trama principal.

El problema para mi yacio al inicio en la mecánica de juego, algo acartonada y tosca, que le falto fluidez para darle más dinamismo a sistema de combate, algo que hemos podido ver en juegos pasados de Dontnod como Remember me, además de pantallas de carga espontánea, uno que otro bug y problemas con algunos marcadores de objetivos que no se logran actualizar, hacen que la progresión sea más difícil de lo que era necesario, a pesar de ello no es algo que rompa el juego, y sin duda se ve compensando con la variedad de enemigos, los cazadores de vampiros militaristas, llamados Guardia de Priwen, subconjuntos salvajes de vampiros, monstruos tipo hombre lobo e hijos de la noche que comienzan a aparecer regularmente a medida que la ciudad sucumbe a la epidemia.

Ciertamente el trabajo en el progreso del personaje es sumamente interesante, la salud, la resistencia y los recursos sanguíneos que querrás administrar durante el combate. Gastas sangre para potenciar tus habilidades vampíricas y resistencia para esquivar, atacar y aturdir a los enemigos, por lo que se convierte en esta danza interesante de esquivar, golpear y usar habilidades, luego aturde y enemigo para que puedas morderlo y rellenar gradualmente tu barra de habilidades vampíricas, que te ayuda para poder usar tus habilidades sobrenaturales como curación, volverse invisible o conjurar estanques de sombras. A pesar de algunos problemas técnicos, un lento y tosco sistema de combate, así como un pobre trabajo de animación, Vampyr es una historia de vampiros genuina y original, que junto con un sountrack exquisito y un increíble diseño de escenarios aporta mucho al lore vampírico y te inmersa en conversaciones interesantes con un excelente trabajo de voz, dejando un trabajo bien realizado y digno de darle una oportunidad.

 

Comentarios