Sin duda alguna, varios de nosotros que vivimos el surgimiento de los videojuegos en México extrañamos los locales donde había maquinitas o arcades, sí, esos lugares que nos ofrecieron mucha diversión ya sea en compañía de algún amigo o desconocido por unas cuantas monedas o el dinero de las tortillas y que poco a poco fueron desapareciendo. Y es tiempo de recordar algunos de los momentos que vivimos en esos lugares y mostrarles que todavía no han desaparecido del todo.

Anteriormente podíamos encontrar las maquinitas en muchísimos lugares como, las tienditas de la esquina, zapaterías, casas e inclusive locales dedicados a este entretenimiento, y como no iba a ser así, debido a que era un negocio muy bueno, las personas llegaban, insertaban una moneda y si eran muy malas perdían en 2 minutos y existía la posibilidad de que volviera a jugar y esto podía incrementarse cuando había retas. Desgraciadamente las consolas y el juego en línea poco a poco fueron dominando el mercado, haciendo que varios lugares tuvieran que cerrar y con ello dejar ir una parte de nuestra niñez o adolescencia.

Nocturnal Fighters DF – Axel Rose

Cosas como él llegar y ver una nueva maquinita llena de personas era muy común en esa época, debido a que toda novedad atraía mucho a la gente, éste fue el caso de Street Fighter II del cual Yoshiki Okamoto, jefe de programación de las arcadias en Capcom comento:

“Capcom nunca vendió una sola copia a México, pero había como 20,000 copias en México. Así que había un montón de copias ilegales por todo el mundo”

Sin embargo, gracias a esto pudimos conocer ese gran juego de peleas que rápidamente se volvió muy popular y que abriría de una manera que desconocíamos este mercado en potencia. Pero sin duda todos tenemos algo que contar referente a estos lugares y lo que pasaba en ellos, vivencias que hoy en día solamente podemos recordar con añoranza, varios de nosotros.

Maquinitas Galex

Galex Guadalajara – Rio Nilo

Y como no recordar cosas como, irnos a escondidas a las maquinitas, ir a algún tipo de mandado y quedarnos viendo unas buenas retas, colocar las fichas en la pantalla para apartar nuestro lugar, ver como jugaba la otra persona para ir formando nuestra estrategia en dado caso que tuviéramos que pelear contra él, como nuestros padres se deshacían de nosotros un rato dándonos dinero y diciéndonos “toma este dinero para que vayas a las maquinitas un rato” y el favorito de varios, tomar el cambio o el dinero de las tortillas para ir a jugar un rato, entre otras muchas vivencias más.

Antes de continuar, dejo un texto que nuestro editor Spree escribió para la ocasión:

Antes todos conocíamos las maquinitas, el término arcade como que no era muy popular, y creo que todos vivimos el hacer cola para las retas, meterle el peso (uuuuh) y esperar tu turno pero lo realmente divertido era tener esos cuates con quienes pasabas los juegos en cooperativo.

Creo que es la experiencia que más me marcó. Aunque disfrutaba las peleas de juegos que eran competencia (KOF es lo primero que se me viene a la cabeza), los cooperativos de acción, shooter y plataformas eran otra categoría y un buen pretexto para hacer amistades. Así fuera con los cuates en Spin Master o le preguntabas al que estaba jugando cualquier Metal Slug si te le podías unir y casi sin hablarse (Por que obviamente, son desconocidos sin confianza) hacer equipo y pasar una etapa forjaba esa comunidad de videojugador, y hasta se echaban porras al iniciar la siguiente misión.

Creo que hoy en día el equivalente sería toparte con alguien en un juego en línea, sin micrófono, con puros emoticonos o expresiones predeterminadas (O a veces sin eso) y comenzar a trabajar en conjunto para lograr algo, un objetivo, un nivel, un jefe, una misión, etc. Es lo que le da una esencia especial al significado del juego cooperativo creo yo, sin mencionar las amistades que se pueden crear, son de lo más sinceras y satisfactorias.

Pero sin duda todo este boom de las maquinitas no hubiera sido posible sin buenos videojuegos, y hay para todos los gustos, desde peleas hasta de baile como Pump It Up y Dance Dance Revolution. Hasta la fecha es sorprendente ver como algunas personas eligen el nivel más difícil y son capaces de dominar los dos tapetes y tal vez una de las canciones más recordadas es sin duda “Beethoven virus”, ahora, recordemos un poco algunos de los otros videojuegos antes de ir a los pesos pesados.

Axel Rose

Nocturnal Fighters DF – Axel Rose

Otro de los géneros más jugados de esos tiempos y que sin duda le dejo un muy buen recuerdo a varios fueron los Beat ‘em up o como le decían algunos, las maquinitas de golpes o también, tu contra el mundo. Aquí hay exponentes como Final Fight, Golden Axe, Cadillacs and Dinosaurs, Alien vs Predator, The Punisher, Dungeons&Dragons: Shadow Over Mystara, Captain Commando, Streets of Rage y por supuesto, cómo olvidar esos excelentes clásicos como Sunset Riders, Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time, The Simpsons Arcade Game entre otros, los cuales podían ser jugados entra cuatro personas al mismo tiempo.

Tampoco se me olvida el demencial Metal slug, un videojuego que sin duda hizo sufrir a muchos de nosotros, además de contener varios secretos y ver a alguien terminarlo con una sola moneda era digno de ver, aun en nuestros días, debido a que no es un título fácil y debes aprender muchos patrones y en ocasiones debes tener una precisión milimétrica para esquivar las balas.

Misterio Games cdmx

Pero sin duda lo que hizo que se disparara el gusto por las maquinitas fueron los juegos de peleas como Street Fighter II: The World Warrior, un título que fue un boom total en nuestros días y todavía recuerdo ver como la mayoría de las veces la maquinita estaba llena de jugadores y curiosos que deseaban ver las peleas y esto sucedía casi con cada nueva entrega que llegaba de la saga.

Después llegarían más exponentes de este género como, Art of Fighting, Breakers, Fatal Fury, Fight Fever, Rage of the Dragons, Tekken, Virtua Fighter, World Heroes, Waku Waku 7, y el polémico Mortal Kombat que introdujo a varios de nosotros a una violencia más extrema, porque realista no era, ¿de donde sacaban esos cuerpos tantos huesos? Pero eso sí, sin duda el mayor aporte de este juego fueron los Fatalities.

Killer Instinct fue otro gran exponente del género y su sistema de juego era muy diferente a lo que estábamos acostumbrados, también no podemos dejar fuera al ya mítico Darkstalkers – The Night Warriors, una saga excelente que Capcom dejo morir. Pero después surgiría el mayor competidor de todos The King of Fighters, que introdujo la mecánica de 3 vs 3 y que hasta la fecha sigue siendo uno de los favoritos en México junto a su competidor.

Chetos game CDMX

Ah, pero tampoco hay que olvidar los grandes juegos que comenzaron un nuevo furor en las maquinitas, X-Men: Children of the Atom, Marvel Super Heroes, X-Men Vs. Street Fighter, Marvel Super Heroes vs. Street Fighter y Marvel vs Capcom, uno de esos títulos que hasta la fecha sigue con nuevos juegos, aunque su sistema de pelea cambio mucho en Marvel vs Capcom 2, pero a pesar de eso tuvo una gran recepción por parte de los fans y ni que decir de todos los personajes jugables que tiene.

Sin embargo, no solamente existían juegos de peleas y Beat ‘em up, también hay videojuegos de conducción, juegos de azar, de fútbol, disparos y hasta de atrapar fantasmas como Luigi’s Mansion Arcade, un arcade que salió hace mucho tiempo y que tal vez varios no tuvieron la oportunidad de ver, pero si llegan a ver esa maquinita, se las recomiendo mucho.

El tema de las maquinitas en México es muy extenso y todavía existen locales que las tienen o han llevado nuevas, pero a la vez hay lugares que han desaparecido. También hay varios grupos de facebook que continúan promoviendo y recordando este entretenimiento, a los cuales les agradecemos la ayuda brindada como Nocturnal Fighters Mex-DF que nos ayudó con varias de las fotos que vieron, Los Vagos de las Maquinitas y Arcade Rumble, a continuación, podrán ver la última galería de esta nota dedicada a las maquinitas.

Si te gusta nuestro contenido, ¡comparte para que continuemos creciendo!