“Alicia le preguntó al Gato Cheshire, por cuál camino debía de ir. Este le preguntó a dónde quería llegar ella. Entonces Alicia contestó que no lo sabía. El Gato Cheshire sonriente le respondió que entonces no importaba cual camino ella decidiera tomar.”

Hace 9 años en Costa Rica se producían más videojuegos que en México. En ese contexto se fundó DEVHR. El objetivo en su momento fue incentivar la producción de juegos en nuestro país y el método fue influir en la Academia para que los videojuegos fueran un caso de estudio y por lo tanto las curriculas de las diversas instituciones fueron agregando materias afines donde los alumnos eran capacitados para desarrollar los juegos. Actualmente ese contexto ha cambiado mucho y con él la estrategia de DEVHR, ahora procurando generar difusión de las investigaciones académicas, trabajando en la creación de nuevos públicos para los desarrolladores y finalmente buscando consolidar la interacción de la industria del juego con las demás industrias del entretenimiento.

DEVHR

Sin embargo, en una visión general la industria del videojuego en México se encuentra en un estado de confusión. Hay muchos profesionales, estudios e iniciativas sin embargo dentro de cada una hay una poca visión de hacía a donde dirigirse y mucho menos una idea clara de cómo llegar a esos objetivos. Este es un problema que arrastramos casi culturalmente en toda LATAM pero que específicamente como gremio debemos atacar porque resulta indispensable tener orden, metodología y capacidad de reacción para que nuestros juegos estén en el nivel internacional.

Uno de los ejemplos que me parece que demuestran esta situación, lo vivimos desde hace un año con la iniciativa para regular la distribución y promoción de videojuegos por parte del Senado. Como pueden ver dentro de las funciones de DEVHR no se encuentra la asesoría ni negociación con el gobierno. Sin embargo, no hubo más reacción por ninguna de las otras instancias gremiales que existen en México o tienen una representación en el país. E incluso el intento de dialogar con el gobierno no logró sumar las fuerzas ni de las grandes empresas de videojuegos, ni de los grandes medios, ni de gran parte de las demás asociaciones gremiales.

DEVHR

La falta de claridad en las funciones que cumple cada asociación gremial e internamente la falta de organización en las mismas hizo que la respuesta de la industria al ejemplo anterior fuera tan accidentada. Pero no hay que ir tan lejos, muchas veces los proyectos de videojuegos que emprendemos suelen ser excelentes ideas que no se planean haciendo que sus desarrollos sean bastante accidentados y muchas veces eso impide que se concreten. Esto es algo que he resaltado mucho con los chicos de universidad a los que he asesorado, pero también es algo que a nivel gremial tenemos que poner en la mesa.

DEVHR

En lo personal me gustaría que la industria generara un andamiaje institucional donde pudiéramos tener a un organismo que hiciera interlocución entre industria y gobierno; como lo hace ESA en EEUU. Algún otro organismo que velara por los derechos laborales del gremio como existe en Japón. Porque al final, hablar de unidad, comunidad o profesionalización de la industria es hablar de lugares comunes y frases que aportan poco a mejorar nuestras producciones y las condiciones de vida de los desarrolladores, miembros de la prensa y demás sectores especializados. Lo que necesitamos son proyectos concretos, con metodologías claras, objetivos realistas y capacidad de ser evaluados; en donde además podamos coordinar los esfuerzos de todos los actores de la industria por un bien común.

DEVHR

Comentarios

Artículos Relacionados

Sobre El Autor

Desarrollador de naturaleza, geek por instinto y friki de nacimiento, marcando el futuro paso a paso. Soy un apasionado de la innovación. Me encanta aprender cosas nuevas y acompañar a otros en su aprendizaje. Creo firmemente en el potencial de las personas para hacer cosas asombrosas, crear, ilusionar y disfrutar con los proyectos que emprenden.