Take the Cake no es un juego que brille con facilidad dentro de Steam, incluso podría llegar a pensar que es un plataformer para ser disfrutado en móvil, desarrollado por Ebenit, tomamos el papel de Frank una especie de bola de polvo (o pelo) a quien unos robots le han robado su pastel, así que a la mitad de un mundo de bloques de neon, rompecabezas, obstáculos y música electrónica libraras una batalla por vencer a los ladrones y recuperar ese delicioso pastel.

Take the Cake es sin duda alguna un juego que no destacará visualmente entre otros plataformer, pero definitivamente pondrá aprueba tu ingenio por medio de complejos rompecabezas basados en la física y las capacidades de cambio de color, a través de sus 27 niveles que se dividen en 5 entornos diferentes, los retos van subiendo de dificultad conforme avanzas y realmente lo entretenido es analizar como vencer el nivel, es sin duda su apartado más fuerte y tal vez el único.

¿Dónde está el pastel?

La historia es inexistente como tal, te otorgan la primicia de recuperar un pastel que apareció de la nada y al cual le toman afecto por un par de lengüetazos, la única motivación, si es que hay alguna, es vencer los niveles en base a las herramientas que se te presentan, no se siente empatía a las bolas de polvo/pelo que manejas o acompañan a lo largo de la aventura, es más, por ratos llegan a ser molestas, carentes de diálogos o sonidos que las hagan agradables.

Furryballs fuera de control

Take the Cake, se siente más como un juego para móvil que para pc o consola, el control en algunos momentos se siente algo duro y forzado, poco fluido, tener que jugar con keyboard sin tener un desarrollo para poder implementar un control me hizo sentir forzado a una dinámica de juego que a mi parecer pude haber disfrutado un poco más desde la comodidad de mi periférico a elección.

Un bello drama musical

Al final tal vez lo más atractivo fue el apartado musical, canciones que acompañan bien y que hacen que el trayecto sea ameno, una mezcla de música electrónica y ambiental que para mí fue el highlight del todo el juego.

Take the Cake es una propuesta interesante, que tristemente queda como eso, una propuesta, muchos puntos por mejorar, desde el apartado visual hasta la mecánica del juego e inmersión del mismo, un proyecto interesante, un juego que sin duda bajaría en mi celular para matar el tiempo, pero no para jugar en pc, mucho potencial desaprovechado, a pesar de eso creo que puede mejorar y que espero se encuentre en una appstore a futuro, Ebenit tiene un largo camino por delante.