Jugamos Oh…Sir! The Hollywood Roast y te compartimos lo mejor de la secuela de Oh…Sir!! The Insult Simulator con más gameplay, nuevos personajes e insultos por todos lados.

Cuando llegó al mercado Oh…Sir!! The Insult Simulator, muchos quedamos anonadados con el parte-aguas que representó un juego de su estilo y género, sin embargo, unos años después pudimos tener el gusto de formar nuevos insultos y ofender como se debe nuevamente con la inminente secuela spin-off. Te presentamos Oh…Sir! The Hollywood Roast de la mano de Vile Monarch.

Historia

Oh…Sir! The Hollywood Roast te lleva directo a la acción… Casi. El juego que no te lleva de la mano con el desarrollo de una historia, sí te da la opción de “tomar clases de roasting” de manera que un personaje te enseña a ofender como cualquier otra gran mente del séptimo arte. Además ¿Quién necesita una historia o un pretexto para ofender a las celebridades? conoce con este tutorial las mecánicas nuevas que harán de tus insultos originalmente variados al grado que no necesites de una historia de principio a fin.

Si bien el juego es lo suficientemente divertido tal cuál, lo que si podrás conocer es el tras bambalinas de tus personajes favoritos en la pantalla de selección de personaje. Todos son muy originales y seguramente te sacarán más de una simple risa.

El juego, desde un inicio te enseñará cómo elegir tópicos y a partir de ahí, a insultar debidamente.

Apartado Gráfico

El juego mantiene el estilo de su predecesor: un arte visual que se muestra como un híbrido de la era dorada de los bits mostrándose éstos limpios, como a través de un filtro que hace ver a los personajes y escenarios sobresalir. Las animaciones, que quizá parezca que les falta fluidez, le dan ese toque al juego al momento de declarar las obscenidades más trilladas e inclusive incómodas. Quizá al iniciar el juego los menús se vean algo blandos, pero una vez entrado en el gameplay, los escenarios y las situaciones que ocurren en el fondo equilibran el aspecto visual y en general terminan por mostrarse bien trabajados. Notarás que la simetría gráfica del juego es algo que no acostumbras a ver en muchos lados, desde la animación de los brazos de los personajes hasta el notable enfoque de diagonales en los escenarios.

Música

Aunque quizá no lo parezca, la música del juego le da una ambientación de lo mas amena y para estar insultándose es bastante asertiva. La música del juego es eso, ambientación; como parte del escenario, la música juega un papel en segundo plano dependiendo del lugar y el oponente. Muchas veces va acompañada de efectos de sonido que se presentan ad hoc a la situación -aullidos y truenos acompañan el escenario basado que aloja al nada agresivo Nosferateen, por mencionar un ejemplo. Sirve para mantener la calma y hasta te ayuda a concentrarte a pesar del límite de tiempo que tienes para pensar tus agresiones verbales.

Cada personaje y respectivo escenario representan a su época del cine también.

Jugabilidad

Oh…Sir! The Hollywood Roast podrá no ser tan complejo como un juego de acción, carreras, disparos o aventuras pues su fuerte se basa en tu conocimiento gramatical y ordenación de frases utilizando los comandos que siempre tendrás a la vista. El botón para seleccionar y aceptar las diversas opciones en los menús y las frases que harán de tus insultos algo que haga llorar al rival es el mismo, pero no será el único que uses. Durante las batallas tendrás siempre al alcance la alternativa de usar los botones para diversas acciones, elegir palabras o frases “comodines” para mejorar tu insulto actual o tener una alternativa pasivo-agresiva, terminar tu sentencia verbal o inclusive activar tu comeback, la respuesta definitiva a ese insulto barato que acabas de recibir.

Conoce los secretos de tus personajes favoritos… Algunos más perturbadores que otros.

Conclusión

¿Te quieres reír un buen rato? Oh…Sir! The Hollywood Roast cumple el objetivo y aunque quizá llegue un punto en el que el juego te parezca relativamente corto, su fuerte lo notarás al jugar con alguien más. Ya sea que se ayuden a cocinar ese insulto definitivo o te agarres a carcajadas contra algún amigo, familiar o desconocido online. Pareciera que es un ejemplo de lo que un juego de mesa podría traducirse a una versión digital (Si existiera un juego de mesa al respecto… ¿No lo hay? ¿Qué esperan?), sin embargo el límite del juego y la dificultad del mismo te la pones tú según organices palabras, acomodes frases y completes esa leperada que te tomó quizás más de un par de turnos en armar. También existirá la posibilidad de equivocarte y recibir daño por no conjugar u organizar el insulto debidamente, pero al mismo tiempo te dará un panorama de cómo acomodar cada expresión y así lograr el improperio perfecto (O que haga más daño). De igual forma considera que tus oponentes van a tratar de hacer papilla tu autoestima y moral con sus insultos, pero no desistas, cada personaje tiene su léxico propio de las películas de las que proviene así que lo único que tienes que hacer es levantar la frente, mirarles a los ojos y recordarles lo bueno que eres ultrajando su carrera, familia, amistades de oficio, vestuario y películas con los mejores y más originales vituperios.

Oh…Sir! The Hollywood Roast se encuentra disponible ya en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC vía Steam, así que no tienes pretexto para comenzar con las perjurias desde tu consola favorita.

Comentarios