Revivimos la gloria de los shooters estilo arcade con la nueva entrega de Heavy Fire.

De la mano de Mastiff llega Heavy Fire: Red Shadow, la secuela que perfecciona el estilo de juego en primera persona arcade, situado en tu propia torreta y sobreviviendo horda tras horda mientras perfeccionas tu puntería misión tras misión.

Historia

Las relaciones entre Korea del Norte y Korea del Sur se fortalecen cada vez más al mismo tiempo que la fricción con los Estados Unidos incrementa de forma equivalente, hasta que ocurre lo impensable. Korea del Norte finalmente toma cartas en el asunto y decide enviarle un mensaje totalmente directo al país norteamericano, atacando su base en Guam, sin contar con que se encontrarían contigo, el Sargento Will y su pequeña cuadrilla, listos para repeler a las fuerzas invasoras.

Apenas comiences el juego, la acción no te dejará en paz.

Situado en tu funcional torreta y junto a tu leal lanza-misiles, tendrás la misión en cada asentamiento de repeler a los soldados invasores y mantener tu territorio a salvo de todo ataque. Con la promesa de volver a casa, el Sargento Will y su pequeño grupo de supervivientes lucharán hasta la última gota de sangre y sudor a lo largo de diversas ubicaciones previendo el arribo de soldados enemigos, desde la playa a las orillas del mar hasta en la base de la Fuerza Aérea de Andersen.

Música

Heavy Fire: Red Shadow no ofrece un repertorio memorable o extenso en realidad, en cuanto a material musical. No es su fuerte.

El juego cuenta con un par de piezas en los menús y de fondo y, aunque están allí, se enfoca por completo en el resto de los aspectos que le dan la categoría que tiene. Si bien, tampoco puede estar sin música, en las misiones seguramente ni te vas a dar cuenta ya que tu atención se va a enfocar en sobrevivir, acabar con los enemigos y la voz del militar gritándote al oído que tienes un nuevo objetivo, que completaste otro, o que se acerca la siguiente horda.

¿Alguien pidió refuerzos?

Gameplay

El aspecto principal del juego es, sin duda, la mecánica del mismo. Enfatizando en que es un juego de estilo arcade, es un shooter en primera persona donde tú (el Sargento Will) te encuentras en una torreta capaz de girar 360° para cubrir todos los flancos por donde puedas ser emboscado. La movilidad, aunque no parezca que estamos acostumbrados a ella, se limita a apuntar con el stick derecho y a girar con el izquierdo, mientras disparas y recargas los cartuchos de 200 rondas de tu metralla.

Junto a tu metralleta tendrás otras herramientas que te serán de gran ayuda para sobrevivir cualquier misión. Comenzando por el lanza-misiles, el cual tendrás que usar sabiamente para racionar la munición limitada del mismo, como los apoyos desbloqueables que puedes obtener conforme logras objetivos y eliminas enemigos; éstos pueden ir desde solicitar un ataque aéreo, refuerzos en forma de milicia para derrotar a los soldados enemigos, más salud, munición para tu lanza-misiles y más.

Cada misión está seccionada por diversos niveles con varias hordas ¡Sobrevive a todas!

El juego también tiene elementos de RPG, los cuáles se clasifican en generar experiencia para subir niveles y usar puntos de mejoras en habilidades pasivas permanentes, las cuales son, prácticamente, lo más importante para avanzar en el juego. Esto significa que, inclusive la primer misión, puede resultar complicada para quien no está acostumbrado (o se brincó el tutorial) con este estilo de juego, ya que generar experiencia y mejorar los aspectos pasivos será la llave para hacer más sencillas las misiones futuras.

Una vez que hayas minado la suficiente experiencia, desbloquea las mejoras con los puntos que te dan para ello y despreocúpate un poco de tener que andar acumulando objetivos para solicitar una cajita de salud. Las mejoras van desde obtener balas explosivas hasta incrementar tu barra de salud, regenerarla automáticamente, cargar con más misiles, etcétera. Algunas requieren más de un punto para desbloquearlas, pero mientras más enemigos liquides, más rápido subirás de nivel.

¡Resolviendo misterios en Guam!

Gráficos

Retomando el punto del encuentro musical, el aspecto base del juego es su estilo, por lo que probablemente te darás cuenta que los gráficos tampoco son el punto fuerte de Heavy Fire: Red Shadow.

Esto no significa que el juego se vea mal, para nada, al contrario. Si bien no parecieran gráficos de última generación, tampoco se ven anticuados para el estilo y la ambientación del género. El fuego, las explosiones, los vehículos y el efecto de los balazos en tu metralla son de lo más ad-hoc y te aseguro llegará un momento en el que el juego te va a absorber. La acción puede volverse tan intensa girando y buscando a tus enemigos que terminas por ignorar si el juego se ve bien o mal, además de que parece carecer de bugs y glitches, las distracciones son mínimas y el objetivo se vuelve en luchar por alcanzar esas jugosas mejoras pasivas para hacer más digerible tanto balazo.

Explosiones por todas partes, gira y vigila todos tus flancos.

Comentarios Finales

Si hay algo que aplaudirle a los chavos de Mastiff es que la experiencia del juego arcade de antaño se siente con buena vibra en Heavy Fire: Red Shadow. El comienzo del juego les tendrá bien ocupados, buscando esos headshots para cumplir objetivos y acostumbrándose al control, y, cuando comiencen a sentirlo repetitivo, se gastarán todos los puntos de experiencia en las mejoras para que esa misión que tanto les causó problemas no sea más que una brisa de mar abierto mañanera y avancen al siguiente nivel.

Probablemente, ya con todas las mejoras, y más adelante en el juego, sí se note un poco lo monótono, sin embargo la escala de dificultad no está del todo fuera de equilibrio; de hecho, va muy bien de la mano con el esquema de generar experiencia para explotar las mejoras, al mismo tiempo que pides soporte, misiles y demás para finalmente acabar con los intentos de invasión de las Koreas y regresar a tu hogar completamente condecorado… y vivo.

Prepárate y aferrate a tu metralleta, por que los enemigos no dejarán de llegar.

Heavy Fire: Red Shadow está disponible para Xbox One, PC a través de Steam y PlayStation 4. Cada una de las plataformas cuenta con una característica en particular que mejora la experiencia de juego, especialmente con este título de Mastiff (Como Mixer, en Xbox One, por ejemplo).

No dudes en darle una oportunidad y de disfrutar cada una de las características especiales del juego en las plataformas disponibles y si quieres conocer más sobre éste, visita la página del mismo aquí.

RECOMENDABLE
De vuelta al estilo arcade
Pros
La sensación del estilo arcade es real.
Buen equilibrio de dificultad-experiencia y mejoras.
Las pausas entre la acción le dan un buen respiro.
Contras
Repetitivo y monótono después de un rato.
Misiones muy largas para un juego tan corto.

Comentarios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.