Para los fans del DigiMundo, tío Bandai nos trae esta aventura, un juego donde tomaremos el rol de Keisuke Amazawa quien ha sido acusado de crímenes que no cometió.

El año pasado Digimon Story: Cyber ​​Sleuth fue un gran avance para la serie. Cyber ​​Sleuth fue definitivamente uno de los éxitos de los durmientes de 2017.

Es muy importante notar que Hacker’s Memory es una historia paralela y no una verdadera secuela, el objetivo, dar una nueva perspectiva a los eventos del primer juego. Necesita conectarse inteligentemente con el original de una manera que parezca natural, pero también ofrecer suficiente contenido nuevo para que el juego se sienta diferente.

Tomando el papel Keisuke, un don nadie cuya identidad EDEN ha sido robada por un misterioso hacker. En el juego, la identidad EDEN de uno es todo. Sin él, las personas son rechazadas como hackers, tanto en el mundo digital como en el físico (algo así como tu IFE, la cédula… etc)

Si has jugado el primer juego, Hacker’s Memory parecerá una clase de déjà vu. Recordar los terrenos familiares de Kowloon puede parecer nostálgico al principio. La sensación de que ya has hecho todo esto se intensifica a medida que juegas, ya que se han reutilizado ubicaciones, enemigos y personajes, además de todos los ritmos de la historia.Sin embargo, una de las mejores experiencias de juego es la de criar / capturar monstruos en consolas domésticas, retocada con mejor equilibrio. Por ejemplo, los ataques penetrantes, que muchos vieron como dominados en Cyber ​​Sleuth, ya no son tan buenos como lo eran antes.

20170523145426

Capturar monstruos durante la batalla elimina el temor de que un monstruo huya o escape (al estilo Pokémon), lo que te permite concentrarte en luchar en lugar de preocuparte por tu colección. Pueden enviarse a una granja para ganar experiencia mientras juegas con el equipo que deseas. Debido a la mecánica de juego, deberás mezclar a tu equipo para adaptarse a los diferentes monstruos que encuentres, ya que muchos son muy fuertes.

Las batallas siguen siendo por turnos, con la misma interfaz de usuario y habilidades. Las animaciones de ataque tampoco cambian, aunque algunos de los nuevos Digimon inyectan vida en Hacker’s Memory. Hay aproximadamente 80 monstruos nuevos (y probablemente más por venir a través de DLC) además de los originales, lo que realmente ayuda a diversificar las batallas dentro del juego.

Desafortunadamente, o todo puede ser lindo en esta entrega, ya que los errores del primer juego al parecer se niegan a dejar a su sucesor, los ángulos de cámara estáticos son tan intrusivos como siempre, por lo que la navegación es una pesadilla. También hace que el mundo se sienta “plano” ya que no puedes asimilar tu entorno o la profundidad. Tal vez esta es una limitación técnica ya que el juego también está en PS Vita, sin embargo, pulir estos detalles hacen notar el cuidado del desarrollo para las diferentes plataformas.

También las misiones secundarias repetitivas, son más misiones de búsqueda glorificadas. Ninguno aporta gran relevancia a la historia y la mayoría sigue un patrón similar: obtener misión, ir a la ubicación, luchar, recoger elementos o hablar con alguien, y luego regresar por su recompensa. Todos ellos han sido transferidos desde el original con algunos ajustes.

Como en casi todos los aspectos del juego, el estilo artístico permanece sin cambios. Los modelos de personajes se reutilizan en su mayor parte, aunque hay también caras nuevas.

La música también se reutiliza principalmente, con algunas versiones nuevas y remixadas. La actuación de voz es relativamente decente también,  muy de vez en cuando hay problemas en el Lip-Sync aunque nada excepcional.

Aun con estos detalles Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory es un JRPG bastante divertido. No es alucinante, pero aún así vale la pena jugarlo, especialmente si todavía no has tenido suficiente de Digimon y te declaras fan a morir.