Si estás buscando un juego divertido y loco, te recomendamos Big Crown Showdown, donde entre varios amigos podrás competir para conseguir monedas y desbloquear un sinfín de ítems secretos pero, sobretodo, ser el Rey del sillón. Te invitamos a leer nuestra reseña.

Es un juego multijugador local y en línea de 2-4 jugadores (la división se puede mezclar, permitiéndote hacer lobby con alguien de todo el mundo, mientras juegas con hasta 3 personas en casa), juega como los 4 caballeros de Grumblegard mientras compiten por el control de la corona, sumando puntos. El juego se desarrolla en una gran variedad de pistas isométricas en las que una cámara gira lentamente.

HISTORIA

El juego en sí no maneja una historia muy elaborada, simplemente como forma introductoria. Pero se destaca que la forma de presentación es llamativa y acorde a la temática del juego. El viejo rey Krabbit ha sido arrojado por la ventana del castillo por el Gran Mago Fonkin. Sin embargo, Fonkin no está tan fascinado con la corona y la otorga como premio. Tú y tus amigos tomarán el control de un miembro de Grumblegard para convertirte en el portador de la corona.

GAMEPLAY

El modo de juego es básico: dirigir los ataques a donde gustes. Podrás jugar en solo o con amigos, y adecuar los encuentros según el grado de diversión que quieren. También, en el modo online multiplayer, podrás encontrar gente con ganas de reto. Deberás correr a través de niveles, evitando peligros y trampas, y tratando de golpear a los demás por todo el lugar. La cámara estará en constante movimiento, y si te mantienes fuera del alcance por mucho tiempo, pierdes una vida. Por cada vida que te queda al final de un juego, obtienes un punto, y el primer jugador que golpea un objetivo específico gana.

Además de la cámara en movimiento mortal y la gran cantidad de peligros en cada nivel, también depende del jugador hacer que sus oponentes pierdan vidas con un golpe rápido capaz de derribar a alguien del mapa, o caer en una trampa si eres preciso. Pero, los jugadores pueden bloquear tus puñetazos y, si lo hacen bien, recibirás un golpe a cambio. Puedes personalizar las reglas si lo prefieres con cosas como cuántos puntos necesitas para ganar o la cantidad de vidas. También, puedes hacer cosas como cambiar la velocidad de la cámara, que en realidad hace una diferencia más grande. Aunque es personalizable, no hay muchas formas diferentes de jugar a Big Crown: Showdown, éste sería su único contra.

APARTADO GRÁFICO

El aspecto visual es su mayor atractivo, e interactuar con ciertos elementos lo hace más dinámico, tales como trampas, cofres, entre otras cosas. Los niveles son muy variados, puedes ayudarte del entorno para lograr tus objetivos, no hay enemigos en sí, más que mecanismos. Todo es bastante simple en diseño. El control también es sencillo de dominar. Estos cambios en el movimiento de la cámara han sido suficientes para molestar a los 4 jugadores en ocasiones, enviándolos a todos saltando en un poco de agua, especialmente cuando el diseño de nivel no apunta de inmediato hacia un cambio en el movimiento de la cámara. Por lo que el diseño de niveles puede “trollearte” más de una vez, si no estas atento a tu entorno.

OPINIÓN FINAL

El juego, aunque no es  muy largo, es entretenido y simple, dependiendo del nivel de exploración y la cantidad de intentos para completarlo. Big Crown Showdown es un juego de fiesta agradable, accesible y amigable para la familia, que es adecuado para cualquier jugador, sin importar lo pequeño que sea. Es una excelente opción para enfrentarte a un grupo de amigos en tu sillón o en todo el mundo línea. Lo recomiendo altamente para quien guste de un juego entretenido y con altas dosis de diversión.