Bienvenidos amantes de lo paranormal, están a punto de leer la reseña de la nueva película de Hellboy, así que si no quieren leer spoiler vayan con Baba Yagá a comer niños pequeños, o a raptar bebés con las hadas, de lo contrario adelante pueden seguir este camino.

El pasado lunes tuvimos la oportunidad de ver la nueva cinta del demonio rojo Hellboy, estelarizada por David Harbour como Hellboy, Milla Jovovich como la Reina de Sangre, y otro gran reparto que iremos mencionando poco a poco.

Algo que hay que aclarar es que aunque soy fan declarado de las películas de Hellboy de Guillermo del Toro, debemos ver esta cinta muy aparte, y sin la magia de este gran director, OJO no estoy diciendo que esta nueva sea mala, al contrario hay que darle el punto objetivo al asunto.

De primera instancia esta nueva entrega se basa en la saga de cómics Hellboy The Wild Hunt, en donde vemos a un Hellboy que lidia con el peso de ser un demonio y el hecho de que su padre el Profesor Bruttenholm (Ian McShaen) le oculte ciertas cosas sobre su origen y lo obligue a ser un arma, claro no deja de ser el tipo badass que bebe hasta caer inconsciente y se preocupa por sus amigos, eso si, en esta cinta no lo vemos con ningún puro, algo que nos decepciona un poco ya que estamos muy acostumbrados a ese guiño, y claro su clásico humor negro está presente en toda la cinta y te sacara mas de una carcajada.

Aunque el filme no nos muestra un origen como tal de Hellboy, cuando este llega la Club Osiris (eso si, encontraremos muchas referencias al universo de los cómics dentro de la película), Lady Hatton (Sophie Okonedo) nos cuenta un poco de como Rojo llega a este plano existencial y el porque Broom no lo liquida, otra gran sorpresa para los fanáticos del cómic es que Lobster Johnson (Thomas Haden Church) aparece ayudando a los aliados contra Rasputin y ciertos nazis conocidos, que se puede dar como un guiño a las películas anteriores.

De igual forma podremos ver a grandes aliados que ayudaran en la cruzada, como lo son Alice Monaghan (Sasha Lane) y Ben Daimio (Daniel Dae Kim), quienes aunque tienen un papel secundario tienen grandes habilidades y serán de gran ayuda durante las batallas, a mi parecer quedan perfectos como los compañeros del grandulón.

Sin duda David Harbour hace un muy buen papel de Hellboy, dándole un toque fresco y más juvenil comparado a Ron Pearlman, y aunque el maquillaje puede verse muy saturado y poco realista, esperamos que en la segunda entrega esto mejore.

Algo que la verdad debemos agradecer es ver a Milla Jovovich interpretando otro papel que no sea a Alice en Resident Evil, ya que la Reina de Sangre Nimue, le queda perfecto y lo ejecuta maravillosamente entregándonos una villana muy prometedora y que pondrá en apuros al BPRD (Agencia de Investigación y Defensa Paranormal).

La verdad es que es una cinta bastante interesante y le da un toque fresco a la saga y a los personajes, eso si, con bastante gore, sangre y personajes sacados de cuentos de hadas del oscurantismo obviamente y claro monstruos traídos directamente del infierno y de las pesadillas, que a mi parecer quedan adecuados para esta entrega. Lo que si vete olvidando de las referencias a Lovecraft ya que aquí no se aprecian como en las anteriores entregas.

Sin duda el director Neil Marshall, supo adaptar el guión que Mike Mignola entregó para este largometraje y que sin duda las escenas postcreditos (si tiene 2 y muy buenas) nos dejan con ganas de más Anung Un Rama o Hellboy para los amigos.

Así que no lo piensas más y date una vuelta este fin de semana para verla, saca tu propia opinión y disfrútala.

 

Sobre El Autor

Desarrollador de naturaleza, geek por instinto y friki de nacimiento, marcando el futuro paso a paso. Soy un apasionado de la innovación. Me encanta aprender cosas nuevas y acompañar a otros en su aprendizaje. Creo firmemente en el potencial de las personas para hacer cosas asombrosas, crear, ilusionar y disfrutar con los proyectos que emprenden.