Sin duda hay muchos escritores dentro del mundo de los cómics y de las novelas gráficas, con un talento tan maravilloso que hacen que sus historias nos lleguen a esa parte del corazón, incluso del alma, y es por ello que hoy hablaremos de Alan Moore, un anarquista, libre pensador, mago del caos, icono de la cultura geek, y quien nos ha traídos grandes obras del noveno arte. Y que por desgracia deja el mundo de los cómics este 2019.

Alan Moore nació en la ciudad de Northampton, Inglaterra el 18 de noviembre de 1953. Y fue al colegio Northampton School for Boys, del cual fue expulsado, cosa que lo llevo a iniciar su carrera de dibujante o caricaturista a finales de los años 70, dibujando y creando el guión de Maxwell the Magic Cat en el Northants Post, en el cual firmaba sus trabajos bajo el seudónimo de Jill de Ray, el cual sonaba muy similar a Guilles de Rais, un asesino francés el cual lucho junto a Juana de Arco en la guerrea de los 100 años.

Alan Moore decidido a ser guionista de tiempo completo, se presentó en la revista 2000 AD con un guión revolucionario referente al personaje emblema de la revista, The Judge Dredd en la década de los 80’s.

 

Cuando Alan Grant leyó el guión, levanto las manos y dijo «este muchacho es jodidamente bueno, solo que su guion es jodidamente largo«. Grant no quería acortar el trabajo de Moore así que se lo devolvió explicándole el asunto, dos semanas después Grant volvía a tener el trabajo en su escritorio reducido por el propio Alan Moore para el formato de la revista, así que Grant le compro a Moore su trabajo.

Y así fue que Alan Moore al darse cuenta que los trabajos cortos eran bastante redituables para comer y su currículum iba subiendo, realizo varios trabajos cortos para la revista Doctor Who Magazine y para Star Wars Weekly.

 

Fue justo con Star Wars Weekly que Marvel UK se dio cuenta del talento de Alan Moore y le asigno su primer trabajo importante al lado de Alan Davis y Jaime Delano, es decir Captain Britain.

Captain Britain

Captain Britain, nace y se cría en la pintoresca e inglesa ciudad de Maldon, donde vive una vida tranquila con su familia. Tiene dos hermanos, el hermano mayor Jamie y su hermana gemela Betsy. Después de la muerte de sus padres en lo que parecía ser un accidente de laboratorio, Brian deja su hogar para estudiar en la Universidad de Thames, en Londres. Durante un tiempo, Brian trabaja en la Reserva Nuclear de Darkmoor, la cual es atacada por un villano conocido como The Reaver, el cual tiene intención de secuestrar a los científicos y vendérselos como esclavos a varias naciones del régimen comunista.

Brian escapa e intenta buscar ayuda en su motocicleta, pero Reaver, el cual quería que las autoridades creyeran que todos los científicos habían muerto en el accidente del reactor nuclear, logra atrapar a Brian en la carretera. El joven se estrella y cae gravemente herido en un acantilado.

Despierta para ver frente a sí la imagen del mago Merlyn y su hija Roma, pareja mística que le ofrecen la oportunidad de salvar su vida. Justo cuando The Reaver y sus hombres se acercan para acabar con Brian, los dos magos le dan una alternativa: el Amuleto de la Verdad o La Espada de Poder.   Bradock rechaza la Espada y elige el Amuleto.  Elección que lo transforma en el Capitán Britain.

Alan Moore ya como guionista de renombre por parte de 2000 AD, crea junto a Jim Baikie a Skizz una historia sobre un alienígena que nos recuerdan a ALF y a E.T., la historia es sencilla y no brilla tanto como otras de sus obras, este engredo de Paúl (entiendase la referencia) cae en la tierra por una falla mecánica y es buscado por el gobierno, nada nuevo hoy en día, pero bueno era la década de los 80’s, y en ese tiempo el Sci Fi vendía muy bien.

 

Su siguiente trabajo titulado D.R. and Quinch resulto una bomba en la revista 2000 AD, ya que inicialmente solo iba a ser un one shot, una historia y se acabó, solo que no contaban con el estilo de escritura de Moore y el dibujo de Alan Davis.

 

La tira contaba la historia de cómo dos estudiantes adolescentes alienígenas, Waldo «D.R.»Diminished Responsibility» – «Responsabilidad Disminuida«-) Dobbs, un retorcido maestro criminal, y Ernest Errol Quinch, su compañero en el crimen de piel púrpura, han influido en la historia de la Tierra, de varias maneras, todas anárquicas.

Seamos sinceros es Alan Moore y para Moore la historia es una “explotación de la violencia con efecto cómico, la historia no cuenta con ningún valor social duradero o redimible”.

Eso y que ya tenía problemas con Alan David, puesto que Moore no quería que las historias de Capitan Britain fueran reimpresas, esto llevo a la salida del proyecto a Moore y la continuidad quedo a cargo de Jaime Delano.

Halo Jones fue el primer cómic donde la heroína es una mujer, y es de Alan Moore y de Ian Gibson, Moore la escribe para la revista 2000 AD, en 1984 fueron cinco páginas el comienzo de la historia, el proyecto original constaba de 10 novelas gráficas, las cuales tenían la idead e contar las aventuras de Jones desde la juventud hasta la vejez.

Pero siempre pasa hay gente que se quiere aprovechar, y los editores de 2000 AD terminaron mal con Moore por los derechos del personaje, así que solo se escribieron tres novelas gráficas de este fascinante mundo futurista.

Alan Moore

Aunque los trabajos de Moore en 2000 AD estuvieran entre las publicaciones más importantes de la revista, Moore empezó a preocuparse por la falta de derechos de autor en los cómics ingleses. En 1985, habló con el fanzine Arkensword y notificó que dejaba de publicar para la editorial inglesa IPC (editorial a la cual pertenecía 2000 AD), «básicamente porqué IPC me ha evitado con mentiras, engaños o en general, me ha tratado como la mierda». Alan Moore reunió a otros artistas del cómic para contestar en contra de la venta masiva de sus derechos de autor. Y en 1986 dejó de escribir para 2000 AD parando la producción del proyecto de futuros cómics Halo Jones. Moore da a conocer sus principios, particularmente sobre los derechos de autor y su posesión, más adelante rompería más tratos con otras editoriales durante su carrera.

De su trabajo durante este periodo, es sin duda su Marvelman (más tarde rebautizado como Miracleman por razones legales) en Warrior el que sedujo más a la crítica. Marvelman era una nueva visión del superhéroe olvidado de los años 50, dibujado primero por Garry Leach y posteriormente por Alan Davis. Moore se inició en el proyecto de V for Vendetta, una aventura pulp sobre un anarquista extravagante que se viste como Guy Fawkes y se enfrenta a un futuro gobierno fascista británico, ilustrado por David Lloyd y The Bojeffries Saga, una comedia sobre una familia de vampiros y hombres lobo pertenecientes a la clase trabajadora inglesa, dibujada por Steve Parkhouse. La revista Warrior cerró antes de que estas fuesen concluida, pero Alan tenía permiso para continuar sus obras con otras editoriales.

De Inglaterra a América

El trabajo de Moore en Inglaterra, le agrado al editor en jefe de DC Comics, Lein Wein, así que en 1983 lo contrato para escribir Swamp Thing , Moore junto a Stephen R. Bissette, Rick Veitch y John Totleben reconstruyeron al personaje escribiendo unas series de historias experimentales que trataban asuntos sociales y del medio ambiente junto una trama de terror y fantasía, apoyada en la información de la cultura de Luisiana, lugar donde se producían los hechos de la historia. Moore resucitó muchos de los personajes mágicos y sobrenaturales que tenía DC criando polvo, como por ejemplo The Spectre, The Demon, The Phantom Stranger, Deadman, e introdujo a John Constantine, un mago inglés de la clase trabajadora (tomando de modelo al cantante Sting).

En 1985 Moore escribe el Annual #11 de Superman, para el hombre que lo tiene todo… Muchos de nosotros hemos visto en el cartoon de la Justicie League of América esta hermosa historia. Y en 1986 THE KILLING JOKE, obra maestra del universo Gótico.

1986 El año del cambio en la forma de leer cómics

Un universo donde los superhéroes son un problema no una solución, donde los héroes son usados como armas del gobierno para terminar las confrontaciones militares, un enemigo interno el cual quiere la paz mundial a cualquier precio.

Violación, asesinatos, infidelidad, traición, amor, desamor, egos, homosexualidad, locura, miedos, confrontación, prostitución, desamparo, y soledad. Son los elementos fundamentales para THE WATCHMEN, la obra cumbre de Alan Moore junto al dibujante Dave Gibbons.

La historia contada por seis personajes principales posteriores a un grupo de vigilantes iconos de la sociedad, los cuales fueron diezmados de maneras extrañas, el científico que se vuelve un dios, una heroína con problemas de identidad, un asesino a sueldo que entendió la broma hace mucho, el vigilante cansado de su soledad, el detective noir con muchos traumas y el villano héroe multimillonario que cree que solo lo que él piensa es lo correcto, donde cada uno cuenta su trama de manera diferente.

Personajes de apoyo los cuales también cuentan su historia desde un vendedor de periódicos, una taxista homosexual representante de un movimiento lésbico enamorada de una bailarina exótica, un psiquiatra con problemas en su matrimonio, la ex esposa con cáncer, la madre superheroina retirada, el superhéroe retirado que arregla relojes como su padre, una historia pulp sobre piratas dentro de la misma historia, leída por un adolescente, , una pandilla de mal vivientes historia de gobiernos contemporáneos, historias de violencia y racismo, eso y mucho más vuelve a watchmen una de las mejores novelas e icono de la nueva etapa de los cómics.

Moore fuera de las editoriales

Ya fastidiado de los contratos con editoriales Moore comienza su etapa independiente junto a su mujer Phyllips Moore y su amante (aunque no sé de cual de los dos jijiji) Deborah Delano (un nombre muy sugestivo). En esta etapa creo Brought to light (Eclipse cómic), AARGH, (por sus siglas en ingles Artists Against Rampant Goverment Homophobia), Big Numbers, Victor Gollancz Ltd, A Small Killing, todas estas historias escritas para su propia editorial Mad Love Publishing, cuando Phyllips y Deborah lo abandonan la editorial cierra sus puertas.

Y justo entre esta etapa escribe para la revista Taboo la historia que más me gusta de Moore: From Hell, la historia de Jack the Ripper, en 2001 Johnny Deep interpreta al detective Frederick George Abberline, personaje principal de dicha novela gráfica, en la película del mismo nombre.

 

El siguiente proyecto de Moore fue Lost Girls, un cómic erótico con Wendy, Alicia y Dorothy de las respectivas novelas inglesas del siglo XIX, junto a la dibujante Melinda Gebbie. En esta serie dividida en tres historias, Alice’s Adventures in Wonderland, Peter and Wendy, The Wonderful Wizard of Oz. La cual también ha tenido problemas de impresión por los derechos de los personajes.

De regreso al lado del mainstream, en el mundo comercial de los cómics Moore volvió a escribir para Image comics, esto termino mal por diferencias con los editores. En Marvel realizo la historia llamada 1963 donde preocupado por que los demás creativos copiaban su lado obscuro y violento en las nuevas propuestas, recalco en la historia de 1963 a los personajes principales de Marvel con los problemas de la época de 1963, esta historia tendría que terminar con un viaje en el tiempo conociendo a sus contra partes súper violentas de los 90’S solo que nunca llego a verse ¿por que creen ? Exacto problemas entre los editores y Moore.

En la editorial de Jim Lee, WildStorm, Moore escribió para Wild CATS ,Supreme (una referencia violenta al último hijo de Kripton).

Dentro de esta editorial creo American Best Comics y aquí creo la Liga Extraordinaria (si esa que viste en película), un grupo de los personajes principales de las historias Londinenses del siglo XVIII.

Tom Strong, Top 10, Promethea, estos títulos por poco no ven la luz, cuando Jim Lee vendía Wildstorm a DC, los enemigos del poder de Moore. Entonces crearon la editorial FIREWALL solo para Alan Moore y que no se fuera de la casa, Nada más que Moore y los editores no tienen la misma idea artística y comercial.

En el quinto numero de League of Extraordinary Gentlemen, aparecía en una viñeta un cartel con la marca Marvel, bueno el jefe editor de DC: Paul Letviz no le pareció y mando a quemar todas la edición ya terminada de imprimir, censuraran una historia de Cobweb, así que cansado de todo el asco capitalista lanza una ultima historia llamada Albion, y se retira de otra vez de DC.

En el 2009 creo la revista The 21st century’s first underground magazine, llamada Dodgem Logic, donde publicarán sus obras dibujantes y autores underground, como también el mismo Moore. Junto a Steve Moore creó The Moon and Serpent Bumper Book of Magic, que fue publicado por la editorial Top Shelf,en 2010-2011 Moore escribió un cuento llamado necronomicon para la revista Avatar express.

En el 2016 Alan Moore anuncio su retiro del mundo de la escritura, solo que nada es contado para siempre y menos con el mago. Pero por desgracia este 2019 en la San Diego Comic-Con, anunció su retiro definitivo.